“La Federación de Fútbol del Estado de Río de Janeiro lamenta la tragedia ocurrida en el Centro de Entrenamientos del Flamengo y se solidariza con las familias”, expresó el ente regulador en un comunicado oficial. Y rápidamente agregó que “no hay clima” para llevar adelante el partido entre Flamengo y Fluminense que debía disputarse este sábado en el Estadio Maracaná.

La triste noticia azotó al mundo del fútbol en las primeras horas de la madrugada: el Centro de Entrenamientos del Flamengo sufrió un terrible incendio que dejó al menos diez muertos y tres heridos de gravedad. Las víctimas serían en su mayoría jugadores de las inferiores que dormían en la dependencia conocida como Ninho do Urubu.

Aún no hay fecha de reprogramación para el partido en cuestión, que corresponde a una de las semifinales de la Copa Guanabara, correspondiente al estado de Río de Janeiro y que constituye la primera ronda del Campeonato Carioca.