Lejos quedaron los abucheos y los malos momentos mientras jugaba en River, para Rogelio Funes Mori su llegada al Monterrey fue un bálsamo, puesto que desde su llegada al club mexicano sus números asombran: 144 partidos jugados, 75 goles y 21 asistencias.

Tal es la sensación que provocó el mellizo que, apoyado por la Federación de Fútbol del país azteca, enviará una carta a la FIFA para pedir la nacionalización y posterior participación en el seleccionado dirigido por Gerardo Martino.

El problema pasa por conseguir justamente esa autorización ya que disputó con la Selección Argentina el Sudamericano Sub 20 en el año 2011, torneo catalogado como oficial por el ente máximo y por lo cual le prohibirían vestir otra camiseta en competencias de este tipo. Quedará en manos de Gianni Infantino y compañia decidir si el delantero de los Rayados se vestirá de verde para las próximas convocatorias.