Roland Garrós estaba inicialmente previsto del 24 de mayo al 7 de junio, pero con la pandemia del coronavirus fue reprogramado para finales septiembre. Sin embargo, la organización del campeonato comenzó a rembolsar el dinero de las entradas compradas hasta el momento.

“En espera de perfilar la organización del torneo, hemos decidido reembolsar todos los billetes”, señaló la cuenta de twitter de Roland Garros en respuesta a un usuario que se preguntaba por qué no esperar hasta septiembre para devolver las entradas.

“La situación actual genera demasiadas incertidumbres para todos los eventos que reúnen a gente en todo el mundo”, razón por la cual optan por realizar el reembolso en este momento.