Roma se bajó de la candidatura para ser ciudad sede de los Juegos Olímpicos de 2024, así lo comunicó la alcaldesa de la capital, Virginia Raggi, quien argumentó que sería “irresponsable” que se presente para organizar una cita olímpica luego de plantar al presidente del Comité Olímpico Italiano (CONI).

“Es irresponsable decirle sí a la candidatura. Lo dijimos el año pasado, lo repetimos en campaña electoral y lo volvemos a decir aquí hoy sin cambiar de ideas. No hipotecamos el futuro de Roma y de Italia”, afirmó en conferencia de prensa. Además, indicó que el país todavía está pagando las deudas de los Juegos de 1960, en tanto que recordó que las obras para el Mundial celebrado en 1990 se terminaron de pagar en 2015.

De esta manera, las ciudades que siguen en carrera son Budapest, Los Ángeles y París y se definirá en septiembre del 2017.