La campaña de Chelsea en la Premier League no viene siendo un cuento de hadas: el equipo de Maurizio Sarri se encuentra en sexto lugar. Sin embargo nada tiene comparación con la goleada que este domingo le asestó el City a los Blues.

El 6-0 final, con triplete incluido de Sergio Agüero, es un resultado muy difícil de sobrellevar. “La presión es normal después de un resultado así. Yo asumo toda la responsabilidad por el desempeño de esta escuadra”, reconoció Sarri.

Asimismo jugó una broma con la figura del dueño del club, Romain Abramovich, y apuntó que “el dueño del equipo me llama eso sería bueno porque nunca sé nada de él”. Sin embargo luego aclaró: “Siendo honestos no sé qué esperar si me llama.”

Por último no intentó brindar una explicación temprana sobre lo que pasó en el Etihad Stadium, en una jornada que le costará olvidar: “Creo que es temprano para dar una explicación de la derrota, pero ellos salieron a presionarnos con una intensidad que nosotros no tuvimos y haber concedido un gol antes de los primeros cinco minutos nos afectó”, cerró.