Diego Schwartman tuvo una gran semana en Viena y llegó a la final del ATP 500. En la definición por el título se enfrentó ante Dominic Thiem. A pesar de quedarse con el primer set del certamen, el austríaco se impuso en los dos parciales siguientes y se quedó con el certamen disputado en su país.

En un partido que duró dos horas y 25 minutos de juego, Thiem logró quedarse con el certamen por 3-6, 6-4 y 6-3 ante Peque Schwartzman. El actual número 5 del mundo obtuvo su quinto título del año y es el máximo ganador en lo que va del 2019. Además del ATP 500 de Viena, logró el Masters 1000 de Indian Wells, Barcelona, Kitzbühel y Shanghai.

Ovacionado durante el partido y durante la premiación, el argentino felicitó a Thiem ante el público: “Felicito a Dominic, que ha jugado muy bien hoy. Ha sido sorprendente jugar aquí, tuve una gran semana. Viena tiene uno de los torneos más lindos de la semana. Somos amigos fuera de la cancha, incluso nuestras mamás son amigas”, expresó. El próximo certamen que disputará Peque será el Masters 1000 de París-Bercy, donde debutará en segunda rueda ante el ganador del duelo entre Kyle Edmund y un jugador surgido de la clasificación.