El arquero mexicano Raúl Guidiño admitió que una de las razones por la cual le gustaría ser convocado para su selección es para obtener una foto con el peculiar y carismático director técnico Miguel “Piojo” Herrera.

Los jugadores de fútbol siempre sueñan con llegar a un óptimo nivel para ser convocados a sus selecciones y representar a su país en un Mundial. La competencia en un país tan nutrido de futbolistas como México, por ejemplo, es muy alta, y el destaque de un profesional tiene que estar a la vista para ser llamado. Aunque hay un peculiar personaje que quiere llegar a vestir los colores del Tri por un asunto extra futbolístico.

Se trata del arquero que hoy defiende los colores del Porto de Portugal, Raúl Guidiño, quien tiene la meta de llegar a lo más alto sólo para ser dirigido por su ídolo Miguel Herrera. “Si lo veo le voy a pedir una foto. Es un gran entrenador y me han dicho que es una gran persona. Lo admiro muchísimo, por todo lo que ha logrado y por como muestra su carácter, cómo vive los colores de la Selección Mayor, siente el escudo en el corazón y lo defiende a muerte”, admitió.

Guidiño tiene 18 años y se ilusiona con poder llegar a esa meta. “Me ha tocado en las menores y sería un sueño representar al país en la mayor. Lo sueño desde niño. Es algo inexplicable. Son tus raíces, son tu base, es de donde vienes y nunca se te debe olvidar. Ahora me mentalizo para el partido con el Porto, pero claro que me gustaría ir a Copa América o Copa Oro”, sentenció.

Recordemos que en su corta trayectoria Guidiño ha jugado en Chivas y el “Caruso Lombardi mexicano” (así es conocido en estas tierras el DT azteca) está claramente identificado con su archi-rival: América. La “piojomanía” todo lo trasciende.

Foto: Bola Vip