“Sé que no hay distancia que nos pueda separar”, se canta en las tribunas del Nuevo Gasómetro, pero hoy no se trata de una simple canción, sino de lo que logró un hincha de San Lorenzo en Hollywood. Gabriel Alves es el fundador de Cyclone Soccer. Con pasado en inferiores de Sportivo Italiano, Futsal en Platense y River, y jugador de Beach Soccer, su trayectoria como entrenador comenzó en Almagro en 2000 con Enrique Hrabina, haciéndose cargo de los arqueros y luego como técnico de la tercera división.

La crisis económica del 2001 y en búsqueda de oportunidades laborales, Alves viajó a Miami y trabajó como valet parking y en restaurantes. Afortunadamente, conoció a un brasileño que tenía una escuela de fútbol y necesitaba entrenadores. Así que, luego de su jornada diaria, volvió a dedicarle tiempo a su verdadera pasión.

Con las bases sentadas, el conocimiento adquirido y luego de un segundo paso por Almagro en 2004, el fanático de San Lorenzo regresó a Miami y fue en el Colegio San Patricks en donde comenzó con su proyecto futbolístico. Las referencias de sus alumnos lo alentaron y Gabriel llegó a formar ocho escuelas de fútbol bajo el nombre de Cyclone Soccer Miami. Años más tarde, le propusieron crear un programa de fútbol competitivo en Hollywood y allí fue.

“Como extrañaba tanto a San Lorenzo, en 2008 fundé el Cyclone Soccer Hollywood, cuenta el entrenador en diálogo con Pasión Azulgrana. Su equipo está afiliado a la United States Soccer Federation y con un formato de competencia Travel Team dividido en primera, segunda y tercera categoría subdividido en regiones, los chicos participan en torneos estatales, la Copa Disney y también en intercambios internacionales, con la salvedad de que allá los infantiles pagan por jugar.

“Les cuento la historia y les pongo los colores azulgrana. Es una manera de seguir vinculado”, admite Alves y agrega: “En 2015, cuando San Lorenzo vino a Miami a hacer la pretemporada con Bauza, en el amistoso contra Atlético Nacional, los chicos salieron de la mano con los jugadores de San Lorenzo. Fue muy lindo”.

Cuando se le pregunta a técnico acerca de la filosofía de su equipo, la respuesta es clara: “Queremos que los chicos empiecen a entender el juego. Primero, se les enseña la técnica y los fundamentos, que sepan controlar la pelota. Los padres aplauden cuando patean más lejos y más fuerte. Se creen que es mejor. Nuestro objetivo es que los chicos consigan una beca universitaria y, si pueden ser futbolistas profesionales, mejor”.

Con más de 250 juveniles divididos en 18 equipos, Cyclone Soccer Hollywood firmó un acuerdo con el Wolverhampton para que mediante Soccer Camps sus jugadores tengan la posibilidad de irse a probar a Inglaterra. La indumentaria se las provee Adidas y también usaron Lotto cuando la marca italiana vestía a San Lorenzo.

Con el Inter de Miami en la MLS, tres de sus infantiles conforman las filas del nuevo equipo, por lo que Gabriel Alves se siente orgulloso. También formaron a una jugadora que hoy tiene 21 años y disputó los mundiales sub 17 y sub 20, e integra el equipo preolímpico de Estados Unidos.

Su sueño de seguir ligado con los colores del ciclón ya está cumplido y Alves está abierto a nuevos desafíos: “Me gustaría crear un vínculo con San Lorenzo”. ¿Y por qué no?