Sonó mucho para Boca Juniors, casi como un compañero obligado para Carlos Tévez en la delantera, pero, finalmente, el 9 siguió su carrera futbolística en tierras cariocas: el Cruzeiro adquirió el 50% del pase por cuatro millones de dólares y le ganó de mano al conjunto xeneize, en una maniobra del presidente del Globo, Alejandro Nadur, que pretendió dos millones de dólares más en la cláusula de rescisión para cederlo al ámbito local.

Wanchope no estará sólo en sus primeros días en Belo Horizonte; Juan Manuel Sánchez Miño, Lucas Romero, Alejandro Cabral y Matías Pisano completan la lista de los otros cuatro argentinos con los que compartirá vestuario en el mítico Mineirao.

“El público es excelente y me encanta jugar en ambientes así”, remarcó Ábila en su llegada a Brasil, que, por otra parte, lucirá el dorsal #50, debido al aniversario de la obtención de la Copa de Brasil. En los próximos días estará a disposición del técnico portugués Paulo Bento.