Con el premio obtenido por la temporada 2015, el argentino continuaba haciendo historia. Luego de dos años de sequía volvía a obtener el premio al mejor jugador del año y además era el primero en ganarlo cinco veces. Con un 41,33% de los votos se impuso ante Cristiano Ronaldo y Neymar, por primera vez en la terna.

La temporada 2014/15 fue histórica, no solo para la Pulga, sino que también para el Barcelona, se convirtió en el único club europeo con dos tripletes, tras lograr La Liga, La Copa del Rey y la Champions League. Sumándole en diciembre la victoria en el mundial de clubes frente al conjunto argentino River Plate.

En la misma gala se sumaron los premios como mejor entrenador de Luis Enrique y en el once mundial se incluyeron cuatro jugadores del equipo catalán.