Abril era un mes clave para San Lorenzo porque iba a tratarse la Ley de Rezonificación en la Legislatura. Sin embargo, eso nunca ocurrió y los tiempos para la construcción de la nueva cancha se siguen postergando.

En diálogo con Pasión Azulgrana en AM 970 Radio Génesis, Marcelo Culotta, referente del regreso a Boedo, expuso: “Quienes deberían tener la palabra oficial están haciendo un silencia importante que no es el deseado. Queremos información oficial, aunque sabemos que no hay ningún movimiento y que el proyecto está cajoneado en la Legislatura, no se está trabajando. Ni llego al tratamiento de la comisión de planeamiento urbano, que es el primer paso”.

¿En qué estado está el proyecto?

La Legislatura porteña sesionó el jueves en el salón dorado. Parecería que el funcionamiento se está encausando, pero el proyecto de San Lorenzo no está para tratarse y no sabemos cuándo lo van a hacer. Los dirigentes no tienen novedades, hay inacción. Las excusas para demorar son siempre buenas, buenas entre comillas. Depende de ellos que puedan empujar como se hizo en 2010 con los que estábamos en la Subcomisión del Hincha (SCH).

-¿En qué se basa la prórroga hasta 2021?

Todos los proyectos de ley tienen vigencia por dos años. No es que pidió una prórroga. Vencido el plazo se vence el proyecto y hay que presentar uno nuevo, y como es de doble lectura, se vota dos veces y en el medio hay una audiencia pública que es abierta. Queremos que avance y progrese, pero con siete meses por delante vamos a estar ajustados con los tiempos.

Culotta explica: “Esto es una devolución de zonificación, no una rezonificación, pero técnicamente se le dice rezonificación. Es devolución porque el barrio de Boedo y San Lorenzo ya la tuvieron hasta 1983 con el E4 que es el permiso para desarrollar actividades deportivas y el uso del terreno con el estadio” y agrega: “Cuando Carrefour compró los terrenos pidió que le cambien la rezonificación porque no se permitían los hipermercados y quien es hoy diputado por el radicalismo, Facundo Suarez Lastra, les dio una nueva en 15 días. En 2018 se hizo un nuevo código urbanístico y por eso se le dice rezonificación. Esperemos que lo traten en la legislatura y se pueda ir al recinto para la votación”.

El 1° de julio se cumple un año de la posesión de los terrenos.

No se avanzó nada. Se usó para las votaciones, ahora para lo del coronavirus y nada más. El terreno está muerto, enchapado. Tenemos que saber que Carrefour todavía tiene 8127 m2 dentro de Av. La Plata. Esperemos que San Lorenzo se los pueda quedar en alguna cesión.

 ¿Qué tiene que pasar?

Su parte está abandonada hace tres años, es un baldio sin función. Ellos pidieron un concurso preventivo donde el gobierno de Macri les otorgo 800 millones de pesos de subsidios para que pudieran seguir funcionando. Iban a hacer una nueva sucursal ahí pero no pasó. San Lorenzo también dejo abandonado su terreno porque espera la zonificación. No se avanzó en lo burocrático ni ninguna actividad porque no está habilitada.

¿Esto lo estaba llevando adelante Santoro?

Sí, el diputado Leandro Santoro fue quien levanto el 1 de marzo 2019 el proyecto de ley. No se le dio movimiento. Él y los directivos perdieron el año diciendo que era un año político y que no se iba a poder tratar el proyecto. Todos tuvieron sus réditos: Tinelli en la AFA y Lammens con una Secretaría, pero y el club sin nada en las manos. Santoro dijo hace un mes que no podía hacer nada en su banca porque es minoría en la Legislatura, cosa que para los que militamos sabemos que no es así. Porque Laura García Tuñón en 2011 era minoría y con sólo tres miembros en Proyecto Sur, su bloque, salió aprobado el proyecto de ley de restitución histórica.

Además, el predio genera gastos para el club.

Por supuesto. Al ser de San Lorenzo tiene que pagar sus impuestos. Veremos si como ahora se usa como centro de contención por el coronavirus, el Gobiernos de la Ciudad se hace cargo de parte de esos impuestos.

 ¿Se reunieron los que impulsaron la Vuelta a Boedo, los primeros “locos”?

Tinelli me dijo que íbamos a construir el estadio juntos y que iba a haber una comisión de la vuelta a Boedo, eso nunca se dio. Hay otra gente que no está trabajando en la vuelta a Boedo. Me extraña que no lo hayan convocados a los hermanos Res ni a Daniel Peso, los que estuvimos desde siempre con la vuelta. La vuelta a Boedo es tratar de ir al frente en la legislatura con proyectos e ideas. Hoy no hay un lugar de atención a los socios refundadores ni una página activa donde uno se pueda informar.

Se pensaba que con Lammens y Tinelli en sus nuevos roles se iba a avanzar.

San Lorenzo tiene varios políticos de peso. Lo tiene de Intendente a Sergio Constantino, muy relacionado con Larreta. Los lazos están, pero no se utilizan o se usan para conveniencias personales. Tinelli eligió la gente con quien rodearse, pero si quieren que le digan todo que, si como está acostumbrado, yo no lo voy a hacer.

“Si quieren seguir silenciando la vuelta a Boedo, del otro lado estaremos los que no nos queremos callar. Roberto Álvarez es un hombre del club, que está y vive para San Lorenzo sin buscar ningún cargo político, está abocado plenamente. Nuestro hilo conductor es Avenida La Plata. Somos gente de la tribuna del viejo gasómetro”, expone el ex miembro de la SCH.

¿Qué están haciendo mal?

El armado de la comisión. Debería haber sido con gente que sienta la Vuelta y presione, con experiencia. Acá no hay apertura ni participación. Hable con uno de ellos y me dijo que desde la crearon ni se reunieron. Prometieron el estadio para 2016, 2017 y 2018. Lammens dijo que en 2015 se iban a iniciar las obras. No pasa por lo económico. La vuelta también es información, lo que pasa con los socios refundadores.

También estaría bueno ver algún logo en la camiseta.

Por supuesto. Hoy no hay publicidad en las mangas y se podría poner, no es muy complicado. Las últimas veces que entramos con banners en la cancha fue por iniciativa nuestra. Del club no salió nada. Es muy difícil con directivos que nos tienen convicciones ni ideas de lo que hay que hacer. No escuche ni un proyecto todavía. Estuvieron para la foto con IDOM y con la empresa china CREC (China Railway Engineering Corporation).

“Los primeros años el proyecto fue llevado adelante por la gente y por la SCH como cuando se hicieron las movilizaciones, la concientización y difusión. A partir de 2013 cayó en manos del oficialismo, los que nunca sintieron nada por la vuelta a Boedo y así estamos. Cuando llegue el 1 de julio vamos a decir ´hace un año estábamos igual que ahora´, sin ningún tipo de acción”, sentenció Marcelo Culotta.