La vida de Alan Franco cambió desde la madrugada del domingo, cuando con su vehículo chocó con otro rodado que traía dentro a varias personas, entre ellas una mujer embarazada de siete meses. Luego de que en la jornada de hoy se presentara a entrenar en Independiente, el defensor contó su versión de los hechos.

“Iba solo. Fue un choque muy raro porque no veo al auto. Yo venía despacio, no iba fuerte pero no me dio tiempo de frenar. Tengo ganas de llorar porque soy padre, tengo hijos. Cuando me acerco y veo que estaba embarazada fue un momento en el que se me vino todo el mundo abajo. Lo único que hice fue apretarle la mano. Fue el momento más feo que viví en mi vida y no se lo deseo a nadie. No sé cómo explicarlo ya”, aseguró en TN.

“Yo iba a menos de 50 kilómetros por hora. Bajé muy asustado porque no entendía nada. Lo primero que hice fue ver a la chica, que me sorprendí mucho porque me di cuenta que estaba embarazada. Lo primero que hice fue correr hacia ella. El chico que estaba en el auto, apenas me vio me pidió disculpas. Yo estaba en un momento de shock”, agregó, al momento que también comentó que nunca quiso coimear a un Policía como se dijo en el primer instante.