El efecto inmediato tras perder el clásico de manera sorprendente desencadenará en varios señalamientos. La tarea de Lucas Pusineri será encontrar una respuesta en sus futbolistas, muchos de ellos en el ojo de la tormenta por la pobre producción contra Racing en un choque histórico, y los nombres a negociar comienzan a aparecer.

Luego de que Pablo Pérez rescindiera su contrato para regresar a Newell’s, Martín Benítez podría ser el próximo en marcharse del club. Su representante está negociando con el Vasco da Gama, que pretende adquirir los servicios del oriundo de Posadas a préstamo por un año y aceptaría abonar un cargo. El interés desde Río de Janeiro es conformar una sociedad en ataque con Germán Cano, recientemente llegado tras un destacado paso por Independiente de Medellín.

En el Brasileirao, hay otro elenco que desearía contratarlo: Internacional de Porto Alegre, dirigido por Eduardo Coudet y que tiene a cuatro compatriotas entre sus filas: Víctor Cuesta, con quien fue compañero, Damián Musto, Andrés D’alessandro y Martín Sarrafiore. La Comisión Directiva de Independiente no estaría de acuerdo con la opción de cederlo, pero accedería a venderlo siempre y cuando la cifra ascienda a los 20 millones de dólares.