Tras dos meses de suspensión, All Boys podrá abrir las puertas de su estadio el próximo sábado cuando enfrente a Fénix. El Comité de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires autorizó al club de floresta y los socios podrán acceder al Islas Malvinas.

El Albo tenía prohibido el ingreso de sus hinchas tras los graves incidentes que se desataron con la policía, luego del encuentro que perdió en su estadio ante Atlanta por 3-2 por la undécima fecha, el 21 de noviembre del año pasado.

Tras la reunión entre la dirigencia del club y el Comité de Seguridad se llegó a un acuerdo para que el partido que se jugará desde las 17 en el estadio Islas Malvinas de Floresta, por la fecha 21 del torneo de la Primera B Metropolitana, pueda contar con público.