El triunfo contra Atlético Tucumán cayó bien en Boca y, aunque horas más tardes se dio una victoria de River ante Unión para mantener las tres unidades de distancia, en el seno del club hay optimismo para seguir al acecho. La Superliga quedó entre los más poderosos del país y Jorge Amor Ameal no le esquivó a la chance de volver a cruzarse.

“En el vestuario se siente algo distinto, hay alegría. Y cuando hay alegría en el vestuario y los futbolistas se sienten bien, los resultados después van a la cancha. Nos gustaría tanto un partido desempate con River o salir campeón derecho. Pero lo tomamos con tranquilidad”, lanzó en diálogo con “Cómo te va”.

Para cerrar, remarcó: “Todos queremos más. El sábado nos fuimos contentos; el público, también. La gente está contenta por lo que hicimos en las plateas bajas, tribunas altas, iluminación de pasillos. Hay un proyecto distinto al anterior, ni mejor ni peor, sino que distinto. Se ve otra actitud en los jugadores, hoy el arco de enfrente se mira con pasión”.