Dos etapas memorables del Club Atlético River Plate rindieron homenaje a la permanencia bajo los tres palos de Ángel David Comizzo. Quien actualmente se dedica a la dirección técnica, subrayó momentos épico defendiendo la camiseta del Millonario.

A los veintiséis años, llegaba al club a las órdenes de Daniel Alberto Pasarella. Tras un año de su inserción, logró ser parte del  torneo conseguido, pero las diferencias con el entrenador, lo depositaron en el Tigres de México.

Sin embargo, en el 2001 retorna a la institución con la directiva de Manuel Pelllegrini y alcanza los Torneos Clausura del 2002 y 2003. En relación a ese tramo profesional, el ex portero añadió: “Lo mejor que me pasó en River fue ponerme esa camiseta y lo peor, fue irme. River es el más grande del país. Desde que me retire, nunca más volví al club, no se dio.”

Por coronaciones y persistencia, el Muñeco es irremplazable, según Ángel: “Gallardo es el mejor de todos por los logros obtenidos. Los hinchas queremos que Gallardo se quede para siempre.”