La guerra no cesa, las declaraciones generan cada vez más chispas entre los protagonistas y ninguno está decidido a bajarse del ring. En un nuevo capítulo entre Daniel Angelici y Juan Román Riquelme, el mandamás no se guardó absolutamente nada y cargó duramente con munición gruesa para criticar los manejos del ex enganche. “Parece un mitómano. Se cree lo que dice. Dice que jugó gratis en Boca y eso no es verdad. Jugando, es de los mejores cinco jugadores que dio el fútbol argentino, pero otra cosa es dirigir. No ponemos ni sacamos el derecho de admisión. No se puede entrar con el rostro cubierto a los estadios. No sé si entraron antes con la de Gabigol. Nadie gana una elección por las caretas. Hay que preguntarles a las fuerzas de seguridad”, comenzó su argumento.

Con la clara intención de sacar chapa de sus 12 años ininterrumpidos en la Comisión Directiva, le tiró un palo a la figura del vicepresidente segundo de Jorge Amor Ameal. “Me llama la atención que no haya ido a la cancha por cinco años. Dice que los que votan al oficialismo no quieren al club. Eso es dividir. Siempre dividió… el vestuario estaba dividido. Dividió al vestuario y a la dirigencia. Me gustaría que esté acá y hablar frente a frente. Dice que jugó gratis y no es cierto. Cobró 18 de 30 meses de prima”, retrucó.

En su antiguo rol de tesorero, fue el actual presidente el que decidió frenar las presuntas exigencias del 10 para con su sueldo: “¿Vos creés que Riquelme está por encima del club? Yo pienso que no. Yo entendía que con el dólar a 18 tenía que poner un tope. Él dice que lo obligué a retirarse en Argentinos Juniors y es mentira. Si no que venga y me diga lo contrario. Te vuelvo a repetir: dentro de la cancha es de lo mejor que vi, pero entre Riquelme y Boca me quedo con Boca. Me escribió hace tres meses y fui con Gribaudo. Estuvimos hablando y me dijo que todos los candidatos lo buscaban. Me reuní seis veces con el representante y con el hermano. Me regaló los botines y dice que soy el que lo destraté”.

Acusado de identificarse sentimentalmente con otro club, el “Tano” le devolvió la gentileza a Román. “Él no puede decir que soy de Huracán y Gribaudo de Independiente. No hay fotos de eso, pero sí hay video de él diciendo que es de Tigre. Desde chiquito soy de Boca, me lo transmitió mi viejo. Siempre discutí con Riquelme por plata. Siempre quiso cobrar más y diferente”, agregó en charla con Fox Sports Radio.

¿Qué hay respecto al pedido del propio Riquelme para lograr unificar todas las listas? “La unidad no es lo mismo que amontonar. Después se gana y hay que gobernar. No tengo ningún problema personal. Me gustaría estar cara a cara con él y hablarle al socio de Boca. Riquelme no lo respeta a Ameal porque no le pudo respetar el contrato al que yo me opuse. La última encuesta que tengo estaba muy pareja, sin Riquelme. Gribaudo tiene que convencer al socio y el que gane tiene que convocar al resto. Se tiene que terminar la chicana”, cerró sumamente eufórico.