El seleccionado argentino de básquet derrotó 87-67 a Venezuela en el inicio de la segunda fase y consiguió el pase a los cuartos de final del Mundial de China.

El conjunto de Sergio Hernández mostró solidez para superar a su rival, aun cuando el comienzo del partido tuvo la lesión de Facundo Campazzo. Fueron momentos de incertidumbre, pero finalmente el cordobés se recuperó y, con su aporte y el de Gabriel Deck, la selección se fue al entretiempo con un contundente 38-25.

En el tercer cuarto la diferencia se ensanchó a 50-32 apenas iniciado y la intensidad que le imprimieron para sacarle a Venezuela cada ataque defendiendo la salida desde los primeros metros, resultó determinante para no dejar que el equipo de Fernando Duró pueda encontrar opciones para tomar tiros de tres puntos. En ese contexto es que el conjunto nacional potenció dominio y cerró el período por 63-47.

En el cuarto final, nuevamente Deck (25 ptos en total) apareció y el aporte de Vildoza fue clave para mantener la diferencia a 20 (72-52). Así no tuvo problemas para cerrar el partido y el pase dentro de los ocho mejores del torneo.