Pese al paso de los años, a un lustro de su asunción, el éxito acompaña al equipo de Marcelo Gallardo. Se avecina una nueva final de Copa Libertadores y el arquero Franco Armani se refirió al porqué de esta permanencia en el máximo nivel.

“Imponemos nuestro juego donde juguemos, es el mayor logro que conseguimos: sostenernos en el tiempo”, aseguró Armani en diálogo con Estamos Motivados en AM 990.

El exarquero de Atlético Nacional se convirtió en una pieza clave con grandes intervenciones dentro de un sistema que favorece el juego en campo rival: “A nosotros nos suelen llegar muy poco, tenemos que estar muy atentos en esas situaciones. Somos un equipo que achicamos mucho, además de presionar alto”, explicó.

Consultado sobre el éxito de los recientes cruces mano a mano con el rival de toda la vida, Armani opinó: “No creo que Boca nos tenga miedo, pero por el momento que estamos pasando sí generamos respeto. Imponemos nuestro juego donde juguemos”.

Además el nacido en Casilda, Santa Fe, sabe que a nivel personal “tengo que seguir mejorando día a día para ser aún mejor arquero”, donde el roce en la Selección le permite nutrirse de otras experiencias ya que “te das cuenta de que los jugadores europeos tienen otra jerarquía. A la hora de definir, buscan los palos y los ángulos. Tienen otra calidad para definir”.

Por último, en retrospectiva apuntó que la decisión de llegar al Millonario fue más que acertada: “El único club que me buscó desde Argentina fue River. Fue una decisión difícil irme de Medellín, sobre todo después de la despedida. Las ganas de jugar en River pudieron más, era mi gran sueño. Además, sabía que iba a estar más cerca de Argentina”, cerró.