Fue muy sentido el homenaje que todo el mundo futbolístico, y especialmente Fiorentina, le hizo este fin de semana a Davide Astori, el capitán del equipo Viola que falleció hace ocho días. Germán Pezzella disputó 23 partidos junto al fallecido defensor y expresó su dolor por la pérdida.

“Fue muy difícil preparar el partido de ayer. Su camiseta seguía colgada en el vestuario”, remarcó el exRiver en Sportia. Y agregó. “La mañana en que falleció no se me va a olvidar más. Murió imprevistamente”.

Después remarcó. “Astori era muy importante para mí. Me arropó desde que llegué a Fiorentina”.