Este jueves, desde las 17, la “Academia” se presentará como local ante Nacional de Montevideo con la premisa de dejar atrás el parate y encauzar la clasificación a Octavos de final. En conferencia de prensa, Sebastián Beccacece se refirió al escenario actual y las recomendaciones para competir en medio de la pandemia.

“Más que nunca es aconsejable ir partido a partido. No sabemos qué puede pasar mañana. Dejamos la certeza de la ilusión y le dimos espacio a la incertidumbre, que genera creatividad. Pero siempre sabemos que cuando entramos al campo de juego dejamos todo. Dentro de lo que podíamos hicimos lo mejor en lo que estaba al alcance de cada uno. Seguramente iremos creciendo con el correr de la competencia”, comenzó.

El riesgo a contraer COVID-19 está latente, es algo que los protagonistas tienen en cuenta y por ello deben seguir los protocolos indicados, como también aislar a quienes presenten síntomas. Detrás de la situación sanitaria, se encuentra el objetivo de pelear por el título: “Existe la posibilidad de los contagios. No estamos ajenos. Tenemos que tomar los cuidados necesarios. Cada caso que hemos tenido lo hemos separado y lo mismo si alguno tuvo contacto con algún positivo. Ante tanta incertidumbre es complicado saber qué es lo correcto. Fui variando sensaciones con el correr de los días. Es complicado ser contundente. Estoy en la postura de seguir lo que la gente que sabe nos dice. Es un desafío muy lindo. Es un desafío, no sólo para mí. Claro que en el medio hay mucho dolor y enojo, pero no tengo dudas de que pasando esto vamos a salir fortalecidos”.

Uno de los jugadores afectados fue Iván Pillud, que ya recuperado tiene fichas para sumar minutos contra el “Bolso”. “No es algo que me preocupe que no haya estado en los últimos entrenamientos, pero no tomé la decisión si jugará o no. Si los estudios cardiológicos dan bien, podría jugar”, comentó el entrenador, que también se refirió a la situación de Diego González, quien “tuvo una charla personal conmigo. A mi entender él necesitaba un espacio donde le garantizaran minutos. Acá eso era difícil. Es un gran profesional y agradeció la frontalidad. Tuvo la grandeza humana de aceptar eso”.