Al momento de la creación de Inter Miami, con el que David Beckham incursionará en 2020 en la Major League Soccer, la danza de nombres rutilantes comenzó a incrementarse.

En las últimas horas los dichos de Lionel Messi en Sport, donde La Pulga aseguró ‘es mi casa y no quiero irme, pero quiero ganar’, generaron la ilusión del ahora directivo inglés, quien habría emprendido destino europeo para entrevistarlo.

Además los medios europeos aseguran que Beckham anhela lograr un combo espectacular con el uruguayo Luis Suárez. Sin embargo por ahora la franquicia apenas confirmó a Matías Pellegrini (Estudiantes) y Julián Carranza (Banfield). Está claro que la tarea no será fácil para el Space Boy.