Luego del contundente 8-0 ante Watford todo parecía alegría en el elenco de Pep Guardiola, sin embargo de la forma menos pensada surgió un inconveniente inesperado para la figura del partido: Bernardo Silva.

El exjugador de Mónaco bromeó con su amigo y compatriota Benjamin Mendy, al compararlo con el logo de la marca “Conguitos” acompañado de un mensaje: “¿Adivina quién es?” y emoticonos de risa. Y si bien Mendy, llegado también esta temporada al City, festejó la broma con un “1-0 para ti… ahora veremos…”, el volante portugués debió borrar el tuit ante una ola de críticas.

“Ya no se puede ni bromear con un amigo en estos días…”, afirmó luego Silva, cuando la FA había iniciado una investigación por racismo contra el autor de tres goles en la histórica actuación ante Watford.