Las promesas en un club grandes tienen que cumplirse y, en pleno año electoral, al presidente Xeneize no le interesó andar con chiquitajes: “Vamos a traer dos o tres jugadores de jerarquía”. Si bien se filtró que la debilidad se llama Éver Banega, hoy en Sevilla y surgido en la cantera, apareció otro nombre que hace poco abandonó el fútbol argentino.

Se trata de Maximiliano Meza, ex Independiente y Gimnasia y Esgrima La Plata que actualmente se halla en Rayados de Monterrey, flamante campeón de la Concachampions. El volante de 26 años llegó a México en diciembre pasado a cambio de 15 millones de dólares y acumula 23 encuentros, aunque todavía sigue en carrera en los Cuartos de final de los Playoffs de la Liga MX.

Boca lo había sondeado a principio de año, cuando recién había sido traspasado, pero la FIFA prohíbe que un jugador vista la camiseta de tres clubes distintos al cabo de una temporada. Las charlas ya se iniciaron y se estipula una cifra cercana a los 20 millones de la moneda yankee, un fichaje que superaría incluso al de Juan Román Riquelme en 2007, que costó aproximadamente 15.000.000.