El conocido representante de jugadores, Christian Bragarnik le respondió al presidente de Boca, Jorge Amor Ameal, quien había asegurado que no desea hacer negocios con él y también afirmó que “no puede ser dueño del fútbol, es imposible”.

Ante esto, Bragarnik dijo: “Debería informarse más porque hace más de 20 años que estoy trabajando en el mundo del fútbol, no hace una semana. He mostrado buenos proyectos trabajando en distintos clubes y merezco un poco más de respeto”, aseguró en diálogo con Late 97.5.

Luego agregó: “Si tiene algo que decirme, tiene mi teléfono. No puede enojarse por mis relaciones personales. Soy grande y a esta altura de mi vida nadie va a decir con quién puedo juntarme”, dijo haciendo referencia a su amistad con Daniel Angelici, expresidente de Boca.