La Universidad Católica se consagró este viernes campeón del torneo Nacional de Chile porque la dirigencia de la Asociación Nacional de Fútbol decidió dar por terminado el certamen ante la imposibilidad de disputar las seis fechas pendientes por el estallido social que sufre el país vecino. Diego Buonanotte, que es uno de los cinco argentinos que juegan en el conjunto chileno, se refirió a la situación.

“A lo largo del año tuvimos una efectividad importante, con una diferencia amplia (13 puntos) en un torneo largo, algo que no es normal en el fútbol actual. El año pasado ya fuimos campeones, la Católica jamás había sido campeona de dos torneos largos en su historia. Pero sí, te genera de tristeza que sea así, porque hicimos un gran campeonato, lo podíamos terminar en nuestra cancha, pero la situación del país no es la mejor. Lo más conveniente era terminar así, para no generar más problemas. Se terminó de esta forma, como equipo y como club no es lo que queríamos. Preferíamos jugar, pero tuvimos que aceptar por las circunstancias”, expresó el volante en declaraciones a Olé.

Luego agregó: “Más allá de las alegría, uno debe ser respetuoso del momento del país, de lo que vive la gente. Esperemos festejar sabiendo el momento que tenemos. Ya veremos qué definirá el club. Católica es una institución muy ordenada y respetuosa, que tomará los recaudos necesarios porque la situación del país es muy compleja. Nosotros entendemos la situación y no hay mucho para festejar”, remarcó el jugado de 30 años.

Además contó cómo continúan los entrenamientos luego de que finalizó el torneo: “Este sábado tenemos que presentarnos en el entrenamiento, como estas cinco semanas que no hubo fútbol. El club, con su directiva y el presidente, nos comunicarán cómo se sigue de aquí en adelante”, contó.