Una y otra vez, en diferentes momentos, se postulan técnicos a la Selección Argentina, desde los propios protagonistas, mediante la prensa o en redes sociales. Uno de los buscados se llama Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, y quién mejor que el “Mono” para referirse al tema. “¡Por supuesto que motiva ir! Pero es algo natural que se va a ir dando. El Cholo, en este caso, lo que dice y por ahí la gente no entiende pero es una realidad: siempre tenés tiempo para dirigir a la Selección. Lo que te quita la Selección es el día a día. Y hasta que él no lo sienta de esa manera de dejar el día a día para seleccionar. Esa parte de él no es una excusa, es la realidad lo que está manifestando. Eso es lo que veo que no se rescata, más allá de si lo llamaron o no”, apuntó.

La Copa Libertadores que consiguió en 1996 con River es un hito inolvidable que lo mantiene grabado a fuego con el ADN del club, por eso es imposible que se lo vincule con un posible regreso desde el banco de suplentes. “Sí, me gustaría, pero ahora hay un amigo trabajando que lo respeto y a toda su trayectoria. Hoy juega otra final y vamos a estar ahí. Con Marcelo lo mejor. Es lo mismo con la Selección y el Cholo, es algo natural. Yo sé que tengo que pasar por River, es algo interno. Pero bueno, el tiempo lo dirá también, las necesidades y todo esto que es el fútbol. Quizás es de un día para el otro… Pero sé que tengo que pasar por ahí porque es mi casa”, sentenció.

En la entrevista que le concedió a “Perros de la calle” dejó una anécdota espectacular sobre la decisión de sus padres para seleccionar los sus nombres. “Me fue a anotar mi viejo al registro y estaba la mujer. ‘Pongale Germán Adrián’. La mujer le dice ‘¿cómo le va a poner Germán Adrián, pongale Germán que es más lindo?’. ¿Ah sí?¡Pongale Germán Adrián Ramón! Que mi viejo se llama así… ¡Shampoo, crema de enjuague y acondicionador!”.