Las llegadas de Esteban Andrada a mediados de 2018 y de Marcos Díaz a principios de 2019 iban a hablar por sí solas: Agustín Rossi no iba a tener lugar en el Boca de Gustavo Alfaro.

Por eso, el joven de 23 años se fue a préstamo por un año al Antofagasta trasandino para sumar minutos hasta que la dirigencia decidió interrumpir el contrato repentinamente.Desde que debutó el 17 de marzo ante el Everton, atajó cinco partidos y recibió seis goles. Una sola valla invicta.

De regreso a la Argentina, Lanús parece tenerlo en sus planes para sumarlo cuanto antes. “Agustín me encanta. Yo creo que tiene un enorme potencial y no tengo ninguna intención de venderlo”, soltó Daniel Angelici previo a negociarlo a principios de 2019. Con el panorama imposible para mostrarse en el Xeneize, el Granate prepara una propuesta.