Comenzó a pagar con goles la confianza de Manchester United, esta vez con dos gritos y una asistencia para remontar el encuentro y vencer 3-2 a Southampton. Pese a ser objeto de felicitaciones post partido, hubo una contestación en Instagram que lo colocó en una situación tan incómoda como inesperada.

“Así te quiero, Matador”, lo elogió un amigo y el charrúa devolvió la pared: “gracias, negrito”. Para la FA (Federación Inglesa de Fútbol) hubo una connotación racista que será investigada antes de decidir la pena que el caerá.

El mismo término (“negrito”) fue utilizado por Luis Suárez en 2011 para dirigirse a Patrice Evra y ello le costó ocho encuentros sin poder jugar. Desde los “Diablos Rojos” harán lo posible para defender al ex PSG ya que la interacción fue en un tono amistoso.

“Cuando se produzca una ofensa, ya sea por escrito o a través de cualquier dispositivo, la sanción mínima en estos casos será de tres partidos”, avisó la máxima entidad para eliminar cualquier vocabulario que pudiera llegar a entender como violento.