Para todo jugador, las lesiones atrasan varios años de vida porque se pierde protagonismo y nivel. Le pasó a innumerable cantidad de nombres a lo largo de la historia, y Edinson Cavani lo vivió en carne propia cuando, después de quedarse con el lugar que dejó vacante Zlatan Ibrahimovic, se convirtió en el 9 titular del PSG hasta que debió ingresar a la enfermería. Con contrato hasta el próximo 30 de junio, aunque podría extenderse automáticamente por otros seis meses de acuerdo a lo que FIFA decida con respecto a la pandemia, el charrúa no ve con malos ojos abandonar el club.

Claro, eso despertó el olfato de varias instituciones que piensan en repatriarlo como es el caso de Boca, deseoso de contar con un refuerzo estrella luego de frustrarse las chances por Paolo Guerrero. Desde Europa, el Atlético de Madrid de Diego Simeone intentará ficharlo y volverá a la carga dado que en el último mercado no llegaron a buen puerto las negociaciones. En Brasil, también Inter, Flamengo y Palmeiras se relamen con expectativas. Sin embargo, apareció Christian “Cebolla” Rodríguez para calmar los ánimos de los interesados en diálogo con “Locos por el fútbol.

“Yo lo único que te puedo decir es que si viene para estos lados es para jugar en Peñarol conmigo. Después, que digan lo que quieran. Si no, pregúntenle a él. Tengo la autorización para decirlo. Llamalo y preguntá. Él va a venir a Peñarol y no digo más nada porque después están todos puteándome en las redes”, aseguró firmemente el volante de 34 años, que jugó dos Mundiales con el “Matador”: Brasil 2014 y Rusia 2018.