Las aguas venían calmas, no se hablaba del tema y los nombres de los potenciales refuerzos del campeón se adueñaban de la escena. Pero Ricky decidió dejarse llevar, una vez más, y encender el debate sobre su situación. “Ya fue Chacho, ya cumplí la condena”, publicó sin vueltas para acompañar la foto.

La imagen puede ser tomada como broma porque tiene que ver con el set de filmación de “El Marginal 3”, el unitario que está próximo a lanzar su nueva temporada. En la Academia no hay manera de que regrese a vestir la camiseta y los directivos le buscan club.

Luego separarlo del plantel, lo mandaron a entrenar con la Reserva. Ahí también hizo de las suyas y hasta se peleó con un juvenil. Eso sumado a declaraciones cruzadas y episodios nocturnos. El partido más difícil del volante parece haber terminado hace rato.