La imagen que entregaron Bolivia y Argentina, luego de concretarse el 2-1 de la visita, no fue la mejor muestra de deportividad. Sin embargo, entendiendo el clima reinante César Farías, entrenador de la selección boliviana, apuntó que eran “calenturas de 90 minutos” y nada más.

“Es lógico, hubo idas y vueltas en la cancha. A mí me gritaron cosas Samuel y Aimar, los mandé bien a su casa y al terminar el partido nos pedimos disculpas. No pasó nada. Son calenturas de 90 minutos, es una tontería. Hay que minimizar esas tonterías”, afirmó el DT venezolano en una entrevista con el programa “¿Cómo te va?” de Radio Colonia.

De esta manera Farías reveló que discutió con Walter Samuel y Pablo Aimar, ayudantes de Lionel Scaloni, en una situación similar a la que se dio entre Lionel Messi y Lucas Nava, preparador físico local. Además, Marcelo Martins increpó a varios jugadores argentinos.

Sobre los motivos que llevaron a la derrota de su dirigidos, el venezolano priorizó el funcionamiento colectivo de su rival: “Argentina más allá del plano individual, tuvo una buena organización para presionar en momentos difíciles. Sería mezquino solo mencionar un jugador, porque fue muy bueno el juego colectivo, el sacrificio de los jugadores y el planteamiento del cuerpo técnico. No es fácil hacer lo que ellos hicieron en la altura”, apuntó.

Por último, de cara a lo que viene en las Eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo, donde Bolivia clasificó una sola vez en 1994, Farías aseguró que todavía queda mucha competencia por delante: “Está comenzando todo. Brasil y Argentina asisten a todos los mundiales. Con este arranque, sería imprudente decir lo contrario. Creo que va a haber dos etapas de Eliminatorias. Esta con estos líos, después cuando esté normalizado, con gente, los jugadores en ritmo adecuado y las selecciones se empiecen a armar”.