El experimentado arquero cordobés Julio Chiarini, de 36 años de edad, fue protagonista de un día agitado en el cual comenzó vistiendo los colores de Tigre y culminó el día acordando su regreso a la provincia mediterránea tras ser presentado en Instituto.

“Tras rescindir mi contrato con el Club Atlético Tigre, vuelvo a mi querido Instituto con la intención de sumar y apoyar al equipo para lograr los objetivos planteados desde el club. Luego de varios años regreso con la ilusión de salir campeón y darle alegría a todos los hinchas”, apuntó Chiarini en diálogo con la dirigencia tras su oficialización como arquero de la Gloria.

Así las cosas el arquero, quien en su punto más alto como profesional pasó por River entre 2014 y 2016, vivirá su undécima experiencia en nuestro fútbol tras sus inicios en Cambaceres en el año 2003. En su querido Instituto vivirá su segundo ciclo tras las cinco temporadas -de 2009 a 2014- donde ya supo lo que es defender los tres palos de uno de los tres equipos más grandes de Córdoba.