Uno de los puntos flojos de esta Copa América es la poca concurrencia a los diferentes estadios. En cada partido, incluso en los de Brasil, se han visto varios claros en las tribunas, sin bien CONMEBOL aspira a que la historia cambie desde los cuartos de final. Más allá de eso, Chile y Uruguay lograron hasta ahora lo que ni siquiera pudo la Verdeamerela: tener el récord de espectadores.

En el encuentro que disputaron ayer en el Maracaná hubo un total de 57.442 espectadores, 49.275 con entrada paga y 8.167 invitados, más que en cualquier partido del certamen.

Habrá que ver cómo transcurren los próximos juegos y si se cumple con lo dicho por el máximo ente.