La jornada de hoy no comenzó de la mejor manera para Sergio Romero, arquero de los Diablos Rojos y de la Selección Argentina, quien se accidentó rumbo al predio del club inglés.

Afortunadamente Chiquito salió ileso, según asegura la prensa. Sin embargo su Lamborghini Gallardo Superleggera quedó al costado del camino, luego de impactar con la barrera que actúa como contención.

Luego del percance el arquero pudo presentarse en el entrenamiento de su equipo, y desarrollar el ensayo junto a sus compañeros sin problema alguno.