Un duro fin de semana esperan los pilotos del WRC en esta presentación en Turquía, donde ya se disputaron los primeros siete tramos programados tras la apertura de ayer y el doble bucle de hoy. Por el momento, y mientras la incertidumbre domina, el finlandés Esapekka Lappi se mostró sólido para terminar por delante en la general.

Luego de imponerse en el tercer tramo el avance del Citroën C3 fue incontenible y así junto al francés Sebastien Ogier monopolizan la cita, con 1,7 segundos entre ambos pese al andar irregular de la casa francesa en este 2019. Además se forjó una renta de apenas siete décimas del galo en favor del belga Thierry Neuville. De esta manera la lucha por la corona vuelve a ponerse interesante ya que el líder del WRC, el estonio Ott Tänak, encargado de abrir los caminos, cayó hasta el octavo lugar tras sufrir un pinchazo.

Además la incertidumbre aumentó este viernes cuando el clima jugó su papel, dejando de lado el clásico calor y ambiente seco para darle lugar a las lluvias en la penúltima especial en Çetibeli, con 38,15 kilómetros. Así la elección de neumáticos favoreció por caso a Neuville, quien ascendió hasta el podio.

Por su parte Teemu Suninen marcó el rumbo del M-Sport, con un cuarto puesto provisorio pese a sufrir un trompo en la parte inicial del día. Detrás, a veinte segundos del finlandés, aparecen los dos Hyundai restantes, con el noruego Andreas Mikkelsen y el español Dani Sordo, cerrando fuerte con una victoria de tramo.

Detrás el triplete de Toyota cerró un día negro para la casa japonesa: Kris Meeke logró posicionarse en séptima posición con un Yaris maltrecho por un pinchazo, mientras que el mencionado Tänak y el finlandés Jari-Matti Latvala sufrieron con antelación el mismo percance.