Rompió el silencio luego de iniciar acciones legales por una deuda y “atendió” al antecesor de Lucía Barbuto en el cargo. Hace días se presentó en Futbolistas Argentinos Agremiados para reclamar un año y medio de salario, pero desde Banfield emitieron un comunicado aclarando cómo surgió toda esta problemática con una versión diferente.

Sin embargo, en las últimas horas, el protagonista volvió a ser el centro de atención en casi todas las redes sociales al brindar fuertes declaraciones contra la actual dirigencia. “Sacaron un comunicado que dice muchas cosas que no son verdad. Sólo quiero que me paguen los 18 meses que me deben. Cuando firmamos el contrato, estaba Cvitanich porque tenemos el mismo representante, y le preguntamos a Eduardo Spinosa: ‘¿Estás seguro que podés pagar esto?’, y nos dijo que sí”, aseguró enojado.

El origen del atraso en los pagos está basado en una diferencia en el tipo de cambio sobre el contrato convenido en junio de 2019: “Hoy por hoy me deben el equivalente a 18 meses de sueldo. En octubre, con un único dólar que había, ya me debían seis meses. Me plantearon una baja de sueldo con cinco meses de deuda, yo les dije que no, que no aceptaba porque lo iba a hacer si no me pagaban. La deuda no se generó con la pandemia”.

En este sentido, cargó contra el ex presidente: “Eduardo es el dueño del club, tiene mucho poder, y todo lo bueno o lo malo que le ha pasado al club desde 2012 hasta acá es por él. Se pensó que yo iba a ser el boludo de seguir renegociando la deuda, pero ya pasaron tres veces que nos prometieron y no pagaron nada. Espero llegar a un arreglo, no quiero llegar al final del juicio, no voy a hacerlo más extenso. No quiero seguir echando leña al fuego, pero en los próximos meses puede haber novedades de otros jugadores también”, abrió el paraguas en Closs Continental.