Tras las dos derrotas sufridas en condición de visitante, los Cavs volvieron a Ohio con la sangre en el ojo, y decididos a revertir la imagen dada en Canadá. E indudablemente lo hicieron a la perfección, la abultada victoria de ayer se sumó a la propiciada el lunes por 105 a 99, con la participación estelar de Lebron James, quien sumó 23 puntos al igual que su compañero Irving.

El primer tiempo fue todo de los de blanco, que fueron al descanso con 31 puntos de diferencia por sobre los Raptors, marcando el hambre de victoria que viven y sienten los dirigidos por Tyronn Lue. El segundo tiempo siguió bajo el mismo hilo, con parciales de 35-26 y 16-18, liquidando el encuentro por 116 a 78.

La victoria de ayer propiciada por los Cavs de Lebron fue una continuidad de lo que ha pasado a lo largo y ancho de la serie. En Ohio, Cleveland ha ganado sus tres encuentros (1°, 2° y 5°) mientras que los dos disputados en Canadá fueron para los Raptors (3° y 4°). Mañana de haber victoria de los Cavs la serie estará definida, y James alcanzará su sexta final consecutiva. Si la victoria es para los Raptors, la serie terminará en Cleveland el domingo.