Luego de la derrota por 1-0 en el clásico ante Racing, este miércoles por la tarde un grupo de aproximadamente 50 hinchas se presentaron en el predio de Villa Domínico para expresar el descontento. Además hablaron con el entrenador Lucas Pusineri.

Si bien Independiente había goleado como local a Rosario Central por 5-0 en la fecha anterior al clásico, este sábado sufrió un duro golpe al perder por 1-0 ante Racing en un partido en el que el Rojo jugó con dos jugadores más gran parte del partido.

Esta tarde, el entrenador Lucas Pusineri dio la cara ante los hinchas y se acercó para dialogar en buenos términos con el grupo que se manifestaba en la puerta del predio.