Con 22 años Emanuel Balbo falleció en un clásico entre su querido Belgrano y Talleres que tenía lugar en abril de 2017. Sin ningún remordimiento por los autores del crimen fue arrojado por el vacío de una puerta de acceso a raíz de una vieja disputa que años atrás se había cobrado la vida de su hermano.

“Espero que se haga justicia y que los responsables paguen con cárcel, no hay paz en nuestra familia”, declaró Alejandra Mercado, la madre de Emanuel. Los acusados en el juicio que lleva adelante la Cámara Criminal y Correccional de 12° Nominación de Córdoba son Oscar Gómez (36), Yamil Salas (22), Martín Vergara (20), Pablo Robledo (18), Matías Oliva (20) y su padre Cristian Oliva (42). Sobre todos ellos pesa la figura de “homicidio doloso agravado” por la ley de Deportes, y en el caso de Hugo Acevedo (40) es el único que está en libertad al estar acusado de “hurto calamitoso calificado” por robarle las zapatillas a Balbo.

Según se precisa en la causa, Gómez fue el iniciador de los hechos al increpar a Balbo como un simpatizante de Talleres, provocando la estúpida y desquiciada reacción del resto de los acusados al arrojarlo al vacío desde la tribuna, falleciendo 48 horas después en el Hospital de Urgencias de Córdoba.

Por su parte el fiscal Mariano Antuña remarcó la enemistad previa entre Balbo y Gómez, ya que en 2012 el ahora procesado atropelló y mató a un hermano del fallecido cuando participada en una picada callejera.”La acusación viene de la instrucción como hecho doloso y voy a sostenerla, porque hubo una intención de Gómez en perseguir el resultado que se logró (la muerte)”, sostuvo.

Mañana la audiencia continuará con una inspección del estadio Kempes con la presencia de todas las partes, por orden de los jueces del tribunal formado por Gustavo Reinaldi, Gabriela Bella y Eugenio Pérez Moreno. Además está previsto que en los días siguientes comiencen las testimoniales, con un total de 60 testigos.