De cara al partido entre Liga de Quito y Boca trascendió que Rafael Di Zeo, Mauro Martín y otros integrantes de la barra brava de Boca habían viajado a Ecuador para presenciar el partido por los cuartos de final de la Copa Libertadores. En ese marco Conmebol dejó en claro su alcance y responsabilidad.

Luego de un pedido del Ministerio de Seguridad argentino, desde la Confederación Sudamericana de Fútbol publicaron una carta con cinco puntos en los cuales repartió la responsabilidad entre los gobiernos de Argentina y Ecuador, sus controles migratorios y el programa Tribuna Segura.

El comunicado de CONMEBOL:

En relación a viajes de aficionados del fútbol, la Confederación Sudamericana de Fútbol aclara los siguientes puntos:

1. La CONMEBOL no tiene la facultad de permitir ni de evitar que determinadas personas viajen entre los países de Sudamérica por motivos relacionados al fútbol. El control migratorio corresponde exclusivamente a las autoridades competentes de cada estado.

2. El programa “Tribuna Segura” es un programa estatal financiado y operado por el Ministerio de Seguridad de la Nación Argentina, por lo que no se le puede atribuir a la CONMEBOL el sufragio de su operación ni la coordinación de su personal.

3. Si bien la CONMEBOL viene y seguirá trabajando con las autoridades nacionales y locales encargadas de velar por la seguridad y el orden público en el fútbol con el fin de promover una cultura de fútbol en paz, la CONMEBOL no puede interferir en asuntos que corresponden a la jurisdicción exclusiva de las autoridades gubernamentales.

4. La coordinación de las medidas de seguridad pertinentes para la organización de los eventos deportivos en las inmediaciones y al interior de los estadios es responsabilidad de los clubes locales conforme a los reglamento de competencias de la CONMEBOL.

5. La construcción de una cultura de fútbol en paz en Sudamérica es responsabilidad de todos y requiere de un esfuerzo mancomunado de todos los grupos de interés del fútbol, incluyendo autoridades gubernamentales, clubes, dirigentes, asociaciones miembro, organizaciones civiles, medios de comunicación, y por supuesto, aficionados.

Confederación Sudamericana de Fútbol