Risueño y distendido como de costumbre, Jonathan Cristaldo lo vive como una nueva oportunidad tras la crisis personal que atravesó. Su llegada a Racing significó un renacer que no para de dar sus frutos, sobre todo con una cuota goleadora que contribuyó a la campaña del líder de la Superliga.

Si bien no está entre los habituales titulares dada la llegada de Darío Cvitanich, sabe de su impronta para ser clave en el funcionamiento cada vez que ingresa: “Los que estamos afuera tenemos que apoyar de la misma manera. El objetivo lo cumplimos todos juntos”.
Cuando un periodista le consultó sobre el apodo que le puso al ex Banfield (“Bebecvita”), en alusión a una de las populares canciones de reggaetón, el delantero se descontracturó aún más y bromeó: “Va a tener que venir un porcentaje para acá”.

Con idas y vueltas, errores y aciertos, el “Chacho” está por coronar un torneo superlativo con varias figuras y puntos altos que mantuvieron la tónica. “Este es un equipo con el que me siento muy identificado, porque siempre tratamos de jugar a lo que entrenamos, sabemos lo que vamos a hacer en cada partido”, sentenció orgulloso.