Ya había sido baja en el compromiso de la Selección de Portugal, que goleó 3-0 a Suecia por la cuarta jornada del Grupo C de la UEFA Nations League. También se ausentó de los choques que tuvo Juventus contra Crotone (1-1) y Dinamo Kiev (2-0), por lo que se esperanzaba con pegar la vuelta a los entrenamientos en cuestión de días.

Sin embargo, un nuevo resultado positivo irrumpió en el plan del delantero. Lo alarmante para el club es que no podrá contar con él para recibir a Barcelona el miércoles 28, por la segunda fecha de la Champions League.

Según publicó “Tuttosport”, el test de la polémica fue exigido por UEFA para conocer el estado de salud de la estrella lusa y constatar que estaba en condiciones de volver en el plano internacional.

Contrajo COVID-19 hace 15 días durante su estadía en su país, donde concentraba con el elenco nacional y a partir de allí comenzó la pesadilla que le imposibilita calzarse los botines para romper redes.