A los 40 años de edad Fabián Cubero pudo tener su despedida en el José Amalfitani en la jornada de ayer ante Colón, por la fecha 15 de la Superliga. El Poroto ingresó a los 39 minutos del complemento.

“Me reuní con el presidente y el vice y la idea es seguir ligado al club”, señaló el ahora exfutbolista, quien permaneció prácticamente toda su vida unido al equipo de Liniers a excepción de un paso por el fútbol de México.

Cubero, quien no jugaba desde febrero de este año cuando una sinovitis en la rodilla lo obligó a pasar dos veces por el quirófano, supo convertirse en el hombre récord del club en 2012 y a la fecha jugó su partido número 633 con la camiseta de Vélez.

El marplatense supo arribar a Liniers por el año 1996 por sugerencia del Preparador Físico Julio Santella y antes de que termine el año se estrenó en Primera: el 17 de noviembre, por la 13ª fecha del Apertura, ingresó en la derrota por 2 a 0 ante Estudiantes de La Plata en el Amalfitani.

Sus presencias con la v azulada lo ubican en el séptimo lugar en el listado de jugadores con mayor cantidad de cotejos disputados, detrás de Hugo Gatti (819), Ricardo Bochini (714), Carlos Fernando Navarro Montoya (683), Carlos Biasutto (665), Roberto Telch (655) y Ubaldo Matildo Fillol (644).

Además, quien supo ser campeón en cuatro torneos Clausura (1998, 2005, 2009, 2011), el Inicial 2012, la Superfinal 2012/13 y la Supercopa 2013, se convirtió en el futbolista de campo más longevo en ponerse la camiseta de Vélez.