Andrés D’Alessandro estuvo a punto de irse a golpes de puño con Maicon, en el sorteo de capitanes antes de comenzar el clásico de Porto Alegre entre Inter y Gremio.

Cuando inició el sorteo ya empezaron a cruzar palabras hasta que el argentino quiso ir sobre el brasileño. Al final, los jueces terminaron separando.

​El clásico se lo terminó llevando Gremio, en el estadio de Internacional, por 2-1 con dos goles de Luan, mientras que el descuento llegó por intermedio de Rodrigo Dourado.