Inter y River se enfrentan por la Fecha 3 del Grupo A de la presente edición de la Copa Libertadores. En la previa del encuentro, Andrés D’Alessandro se refirió a lo que significa enfrentar a su ex equipo: “Prefería evitar River, me genera cosas en lo emocional. No solo a mí, sino a mi familia y amigos. Es difícil”, contó.

Sobre la posibilidad de anotar un tanto, contó: “Si me toca jugar haré mi trabajo. Si me toca hacer un gol, no lo voy a gritar. Es clarísimo. Por respeto al club”. Y agregó: “Inter merece que haga lo imposible para ganar”, soltó.

El volante fue partícipe de la hazaña que logró San Lorenzo ante River en la Copa Libertadores 2008. En aquel entonces, el Cabezón vestía la camiseta del Ciclón y luego del segundo tanto, no se guardó nada y festejó el gol que eliminaba al Millonario. “Muchos van a preguntar por aquel partido. La relación con el club era muy diferente y con el presidente también. Era otra cosa en aquel momento. Mi relación con D’Onofrio y con el club es la mejor después de haber vuelto en el 2016”, contó.

Además, continuó: “Lo jugué enojado y dolido por lo que había pasado. No me abrieron las puertas para volver y hoy lo tomo que puede ser uno de los últimos partidos de mi carrera. Encontrar a River, a Gallardo, al presidente. Es otro momento y trataré de disfrutarlo al máximo”, reconoció.

“La viví como si la estuviese jugando. Ni me imagino lo que les pasó los que jugaron. Era un Superclásico, una final de libertadores, y fue espectacular, bárbaro, impresionante. Un partido en el que River mereció ganar, jugó bien. La final va a ser recordada hasta el último día de la historia del fútbol y hasta el último día de nuestras vidas va a continuar siendo festejada”, sentenció el volante sobre la final entre Boca y River en la última Copa Libertadores.

Por último, habló del partido de este miércoles: “A partir de que se supo que jugábamos con River venimos pensando cómo iba a ser el partido y los días anteriores. Estos últimos días hablamos pocos con los amigos que tengo en el plantel de River. Fue por una cuestión de respeto”, finalizó.