En Casa Amarilla llovió pero hubo trabajo: el plantel se presentó luego del fin de semana libre con la cabeza puesta en calentar motores y palpitar los choques coperos contra River por Copa Libertadores. La buena noticia pasó por los retornos de Ramón Ábila y Mauro Zárate, las cartas ofensivas entre los once.

“Wanchope”, quien sufrió una avulsión parcial en el aductor derecho durante la revancha de Cuartos de final contra Liga de Quito, se exigió y no sintió molestias. Por su parte, el ex Vélez ya está recuperado del desgarro que sufrió en la altura de Ecuador y apunta a decir presente el domingo, contra el “Pincha”.

Sin contar a los seleccionados Esteban Andrada, Alexis Mac Allister, Nicolás Capaldo, Jorman Campuzano, Jan Hurtado y Junior Alonso, el resto se movió bajo las órdenes de Gustavo Alfaro. Con un clima pesado que regaló barro de sobra, el DT optó por no arriesgar demasiado aunque, dividido en tres equipos, comandó un ratito de fútbol reducido. ¿Eduardo Salvio? También aspira a sumar minutos el fin de semana, pero su regreso es más delicado.