En diálogo con la revista FourFourTwo, Nigel de Jong habló sobre la tremenda patada que tuvo la final del 2010 ante España contra Xabi Alonso en Sudáfrica: “Tal vez algún día él y yo compartamos una cerveza y nos riamos de aquel momento”, señaló.

“Solo quería jugar la pelota. No vi venir a Alonso porque estaba en mi lado ciego”, se defendió el holandés. Además agrego que “no esperaba ser expulsado en ese momento porque sentí que obviamente fue un incidente desafortunado. A su vez, reconoció que el arbitro inglés tuvo buen criterio para no expulsarlo en aquella oportunidad.