No terminó para nada bien la relación entre Daniel Osvaldo y Guillermo Barros Schelotto. El Mellizo prescindió del delantero en mayo de 2016, luego de un partido ante Nacional de Montevideo, donde lo descubrió fumando un cigarrillo en el vestuario y el jugador le hizo la cruz a GBS hasta el día de hoy.

“La final en Madrid la viví muy mal, se sufrió mucho. Lo que más me dolió es que se haya jugado en Madrid, después lo demás es fútbol y fue un gran partido y River ganó bien. El técnico de Boca los ayudó un poquito, hizo todo mal”, arrancó su descargo Dani Stone en ESPN Redes.

Y continuó. “Me parecía que era un estímulo. Yo no tenía ganas de nada, pero Boca es una excepción (en referencia a su segunda etapa en el Xeneize). A pesar de que fue un semestre con lesiones y con un técnico nefasto, lo demas estuvo buenísimo”.