A mediados de 2019, el fútbol argentino se revolucionó con la llegada de Daniele De Rossi. El italiano, campeón del mundo en 2006, cumplió uno de sus deseos y pudo pisar el verde césped de La Bombonera. Sin embargo, su paso por el Xeneize no fue el deseado ya que contó con un puñado de minutos y a comienzos de este año partió hacia Italia, con la decisión de colgar los botines.

A meses de su retiro, el exmediocampista tuvo un mano a mano con La Nación y recordó toda su etapa por Brandsen 805. En relación al último título local que quedó en manos del club de la Ribera soltó: “Yo soy feliz si alguien piensa que fui parte de una alegría para los hinchas de Boca, pero yo no hice casi nada. Me doy cuenta solo, soy muy consciente. No soy de esos que se toman los méritos de otros. El título lo ganaron mis compañeros en la cancha y me sentí muy feliz por ellos”.

Una de las figuras de la última Superliga fue Carlos Tevez y sobre el “Apache” comentó: “Cuando alguien duda de tu nivel, los campeones, los que son número 1, suben de nivel y les cierran la boca a todos. Pasa siempre y en todos lados. Y un fenómeno como él es otro ejemplo. Pero no me sorprendió, no estamos hablando de un desconocido o de un jugador cualquiera. Estamos hablando de Tevez”.

El italiano, que comenzará en una nueva faceta como entrenador, deseó tener un retorno al país y cerró: “Tengo que volver como turista y tengo que volver para agradecerle a la gente que tanto me ayudó. Y tengo en mi cabeza la idea de volver como entrenador de Boca, sí o sí. Puedo ser el último de la lista, pero mi idea es esa”.